domingo, 17 de abril de 2016

CFC'S; la gallina de los huevos de oro que hizo un buen caldo para unos pocos.

Antes de empezar a hablar de los CFC's recordemos un poco lo qué son y cómo funcionan: los CFC's o clorofluorocarbonados son molécula con altas propiedades en la trasnferencia de calor. Es decir, que se las enfría o calienta rápidamente y gracias a eso se pueden usar entre otras cosas, en las neveras para que el circuito de frio sea rápido.

Si se liberan, se convierten en gases con gran capacidad de retención de energía. Por lo que si llegan a la estratosfera, pueden absorber parte de la radiación rebotada de la superficie y en consecuencia, emitir y calentar más. Es decir, el CFC es un gas de efecto invernadero como lo es el CO2, el H2O (sí, agua), el N2 (nitrógeno) y el Helio 

Hoy en día, estas moléculas son las mayores causantes del cambio climático. O eso dicen.

Los CFC's tienen un poder calórico brutal. Son fáciles y sobre todo, baratos de fabricar. Su polaridad y estabilidad hace que sus aplicaciones químicas sean muy versátiles, y se puede usar, por ejemplo, como extrayentes (en temas industriales eso supone una reducción de coste muy importante)

¡¡Coño!! ¡¡¡Son la panacea!!! ¿Qué ha pasado?

Que el CFC tiene muuuuucha más capacidad que esas moléculas en cuanto al efecto climático, esto es cierto. Pero hay dos datos que hemos de tener en cuenta.

La erupción del volcán Etna.

El Etna o cualquier volcán emite a la atmósfera compuestos clorados, entre ellos CFC's, pero en una cantidad bastante abrumadora. Podemos decir que sólo la emisión del Etna trajo más emisiones de CFC que todos los emitidos por la humanidad hasta la fecha de hoy.

La patente.

Las mediciones del agujero de la capa de ozono empezaron a realizarse y conocerse años antes de la caducidad de la patente. Hoy en día se sabe que se trata de un fenómeno meteorológico cíclico, y que se ve más influenciado por otros factores como la radiación del sol, que por emisiones de la humanidad.

Es decir, la patente iba a ser libre y todo el mundo iba a poder saltarse los royalties del producto. La gallina iba a ser publica, todos se la podrían follar. Y señores, aquí estamos para hacer negocio, no para regalar producto a los negritos del África. Así que algo se tenía hacer

Total, que el máximo responsables de CFC's logró sacar productos alternativos que sólo él podía fabricar, y encima se prohibió su uso y emisión


Y por último, repito y reitero, el CFC sí es un gas de efecto invernadero, pero su proporción, uso y emisión está y estaba a años luz de distancia de las emisiones del CO2. El CO2 se produce y se emite cada día. El CFC se contiene, no se emite a no ser que haya rotura del sistema que lo retiene. El uso de una nevera con CFC frente a las emisiones de CO2 por familia es más de 1 frente a un trillón (y más). Además los CFC's los puedes fabricar en cualquier lado, la gasolina no.

tl:dr Los CFC's son un cadáver pactado.

1 comentario:

  1. ¿Y toda la gente que se ha hecho rica a base de vender el efecto invernadero causados por los CFC's?
    El convencer a las masas de que un producto o una materia prima es horrible para el medioambinete o la humanidad en realidad genera mucho, muchísimo dinero, pero parece que calma nuestras conciencias....

    ResponderEliminar

¡Hombre! ¡Por fin alguien comenta!
Muchas gracias por tu aportación.

google-site-verification: google059b46fd1c1fdab4.html