domingo, 10 de julio de 2016

Maneki-neko el gato de la suerte oriental.

Bueno, hoy toca una historia de Chinos... Vamos a hablar del Gato de la suerte, conocido como Manikí (vale, broma fácil... es que hoy la historia es corta y he de enrollarme con algo). Maneji-neko

Ahh no, que el gato ese es Japo, perdón. Bueno, de esos señores del Éste... o Oeste, no sé, están muy lejos.

Si vais a la wikipedia u otros sitios veréis varias historias, pero realmente el gato de la suerte tiene mucho que ver con la cultura oriental... donde la suerte se relaciona con el poder económico. Es decir, que el gato de la suerte es en realidad el gato de la fortuna.

Los orientales, que no son tontos, relacionan la fortuna a la suerte... cuanta más pasta tienes, más suerte tienes. Y por eso nos ha llegado a occidente el concepto de "Gato de la suerte"

¿Y qué pinta esta historia en un blog de alimentación?

Vale, voy, voy. 

Mirad, resulta que antaño, en las casas donde vivían los ricos, estos eran los únicos que tenían fruta fresca (la fruta ha sido historicamente un producto de lujo en Japón). Pero claro, si tienes fruta, tendrás ratas. Por lo que era imprescindible tener gatos para que cazaran las alimañas y así evitar que se comieran la preciada fruta.

Es por ello que los ricos tenían gatos. Entonces tener un gato en casa es señal de riqueza... o fortuna oriental... o suerte, según se mire. Así que todo el mundo que podía intentaba tener un gato.

Y hoy en día que el gato ha perdido su funcionalidad como animal de caza, el gato de la suerte ha pasado a ser de plástico made in China. Y los gatos los ves en el plato disimulado como pollo, o en locales donde los emos van a acariciarlos.

Eso sí, la fruta sigue igual de cara.

tl:dr dineeeero


No hay comentarios:

Publicar un comentario

¡Hombre! ¡Por fin alguien comenta!
Muchas gracias por tu aportación.

google-site-verification: google059b46fd1c1fdab4.html