domingo, 3 de julio de 2016

Oda al vegano

Contemplé sus fetos
Mientras desollaba sus cuerpos aun bruñidos por el sol

Extirpé sus fetos
Y desmembré sus cuerpos a voluntad, porque su grotesca forma me ofendía.

Devoré sus fetos
Mientras recordaba el olor de su sexo florecido en la pubertad,
Y tanto me gustó que los amputé para enviárselos a mis iguales, para que se deleitaran tanto como yo había hecho.

E hice todo esto porque no tuve remordimientos.

Ellos no gritaron, mi se movieron, ni se defendieron.
Mi moral es superior y como somos tan diferentes, puedo hacerlo.

Devoré sus fetos
Y no me importó que estuvieran vivos.


Tl:dr insolación veraniega.


No hay comentarios:

Publicar un comentario

¡Hombre! ¡Por fin alguien comenta!
Muchas gracias por tu aportación.

google-site-verification: google059b46fd1c1fdab4.html