domingo, 4 de diciembre de 2016

Fin de la crisis para los alcoholes

Bond no conoce el agua ni otro medio líquido no alcohólico
¿Qué nos ha traído el 2016? Pues un incremento de un 5% en bebidas espirituosas donde hay que destacar el brutal incremento de Tanqueray (Diageo) rozando el 8% de crecimiento anual.

Esta cifra es demencial, porque en épocas de bonanza lo máximo a lo que uno puede es aspirar en un producto ya consolidado es a un 3% de crecimiento por producto. Ufff mareo.








No, no es una colonia.

Encontramos además un incremento de la oferta/demanda en productos “Reserva” “Luxury” & “Snobismo”. Claro ejemplo es el lanzamiento del whisky de grano Haig Club (léase jaij clap) teniendo como embajador a David Beckham. (Nota mental II, Idris es el embajador de Tanqueray, need a photo with “The man”). También me ha hecho mucha gracia el nuevo concepto Johnnie Walker Red Rye Finish, Whisky macerado en barrica de centeno americano donde alegan toque de sabor de vainilla característico junto con su pakaging especial de navidad. Todo de Diageo. Todo puras Mariconadas.


La alimentación cada vez más se aleja de “las necesidades reales” de alimentación y entra en un territorio marketiniano donde las necesidades ficticias impuestas por lumbreras con luces de neón te dicen que es bueno para tu estilo de vida… Repito, para tu estilo de vida. Vamos, estamos en la época donde la moda son los antivacunas, antideberes y anticarnes. El gran Eastwood ya lo ha gritado a los cuatro vientos, estamos en una época de nenazas. Necesitamos volver a las raíces…




Creo que voy a tener que crear un crowfunding para fundar mi futura empresa White and Black

White serán líneas de productos alimentarios básicos y decentes, con los colorantes y edulcorantes y grasas y conservantes y todo lo que realmente necesitas para alimentarte y crecer y estar sano. Real food for Real people. Ese será mi sello. ReFoRePe… mmmm, suena mal... he de mejorarlo.

Black serán líneas estúpidas de productos con valor económico y social y emocional y con un muy escaso valor nutricional (si es nocivo, mejor). A saber, vinos a 45€ la botella con notas amaderadas acompañadas de perfumes frutales de intenso sabor que evocan carnicerías de becerros a manos de lobos hambrientos. Propongo que mi brand se llame: Carnage, Pure Carnage, Red Carnage, Flesh Carnage y Total Doom. También me sugieren “Come with me if you want to lift” y “Ge tinto de chopa”. Interesante.


Yelsin haciendo la cata de mi nueva bebida
"American Style of die"
Me dice el de marketing que necesito clases de política… vale, tienes razón, he de mentir más, pero ya dije en algún capítulo anterior que mis valores me impiden progresar. Shit. En serio, ¿Nadie quiere financiar mi futura empresa? Aix… tiempo al tiempo. Porque pienso montar mi propia industria de alimentación, con casino y furcias. Es más, paso de la alimentación. Y quizás pase del casino. Demasiados impuestos.









Tl:dr la ostra azul tiene todo lo que necesito para ser feliz.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

¡Hombre! ¡Por fin alguien comenta!
Muchas gracias por tu aportación.

google-site-verification: google059b46fd1c1fdab4.html