domingo, 11 de diciembre de 2016

Oro blanco en polvo

No os asustéis, no vamos a hablar de la coca.

Antes de nada, feliz navidad a todos, menos a la gente que consuma mucho azúcar. Brace yourselves, este va a ser el año del impuesto a los carbohidratos.

Las grandes empresas de bebidas ya llevan tiempo reformulando y ajustando sus productos pero entre 2017 y 2018 va a avecinarse los grandes cambios en la legalidad de éstos productos.

¿Y por qué? Pues porque bla bla bla los azucares son peores que las grasas, bla bla bla, obesidad, bla bla bla ahorro en servicios sanitarios derivados de éstos consumos.

Bueno, pues yo digo que ”sí” es verdad todo lo que oiréis, y no, no es verdad todo lo que oís.

Explico:

, originalmente el azúcar fue un producto, que sin entrar en detalles, su valor calórico y su capacidad productiva y su fácil uso pronto inundó el mercado mundial. Sí, se hicieron estudios falsos en su día sobre su efectividad y sus beneficios. Y sí, causa obesidad y quizás es peor que las grasas en la salud.

Pero…

No, todo esto es mentira. El mercado está sobre masificado, el azúcar ya no es rentable, se ha convertido en una mass commodity que no da beneficio, y es un problema económico (es decir, que quien lo produce gana poco). Además el azúcar es un producto estratégico en la industria química que tiene mucho más valor comercial en síntesis que en alimentación. Las grandes multinacionales no van a jugar a presionar a los gobiernos para desincentivar los impuestos, todo lo contrario. Estas empresas (pepsico, cocacola) tienen tanta cuota de mercado del azúcar que pueden controlar su precio en mercado, y su uso fuera del circuito de consumo aumentará su valor. Es decir, que se resentirán los pequeños productores, poco a poco irá perdiendo productividad anual y de ahí se va a ganar más dinero especulando con ésta materia prima. Y si encima los gobiernos ayudan a quitarlos del circuito alimentario... Double hit combo. Bienvenido sea el capitalismo.

Por otro lado, el futuro de la alimentación reside en la nutricosmética y la nutraceutica, que son productos poco eficaces y muy caros. Y quitar el azúcar ayuda a avanzar en productos con claims más healthy’s hasta lograr el objetivo final… que el 50% de tu salario se gaste sólo en alimentación. Porque recuerda, al final del día, las grandes empresas sólo piensan en cómo apoderarse de la mayor parte de tu nómina. ç



Tl:dr las grandes empresas no van a dejar de ganar dinero porque tú sufras problemas de salud. Tu problema, su beneficio.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

¡Hombre! ¡Por fin alguien comenta!
Muchas gracias por tu aportación.

google-site-verification: google059b46fd1c1fdab4.html