domingo, 12 de febrero de 2017

Pringles y la Tartracina


Bueno, parece que este tipo de artículos que ligan un producto con un ingrediente tiene bastante éxito, así que vamos a repetir la fórmula de Just Calm.

Hoy tocará hablar de otro ingrediente, que por decisión autopopular va a ser la Tartracina. Recuerda que puedes votar o dejar algún comentario acerca de tus intereses.

La Tartracina es ese gran colorante que las madres buscan desesperadas en los envases para evitarlo. Y realmente su desuso va en aumento pues en España, en el primer semestre del 2016 hubo 23 lanzamientos de productos que llevaran este ingrediente y en el último semestre sólo 7. ¿Casualidad o estacionalidad?

Ahora sólo me faltaba elegir un producto que lo contuviera y que se estuviera vendiendo en el mercado. Como la otra vez hablamos de JustCalm como un producto “junior” digno de “empresarios amateurs que quieren jugar a la alimentación” pues hoy he elegido al opuesto, un producto Senior, de esos que da reparo mirarlo a los ojos. 

Así que hoy tocará hablar de las Pringles Cheddar.

  •  Empresa: Pringles
  •  Marca: Pringles queso Cheddar
  • Tipo: Snack de patatas
  • Formato: 169g en cartón multilaminado.
  • Tiendas: Ulabox.
  • Precio: 3.30€
  • Ingredientes: Potato (Dry), Vegetable Oils (Vegetable Based) (Corn Oil, Cotton Seed Oil, Soybean Oil (Soybean Oil Derived), Sunflower Seed Oil), Corn Starch, Cornflours (Degerminated), Rice Flour, Maltodextrin, Mono- and Di-glycerides of Fatty Acids, 2% or less of (Salt, Glucose, Coconut Oil (Coconut Oil Derived), Whey, Monosodium Glutamate, Onion Powder (Powdered), White Sugar (Sugar Based), Cheddar Cheese (Milk, Salt, Cheese Cultures (Bacterial Cultures), Food Enzymes), Blue Cheese (Milk, Salt, Cheese Cultures (Bacterial Cultures), Food Enzymes), Lactic Acid (Food Acids), Skim Milk (Skimmed), Flavouring Substances (Natural), Artificial Flavouring Substance (Artificial), Citric Acid (Food Acids), Butter, Sodium Caseinate, leavening extract, Disodium Inosinate, Disodium 5'-Guanylate, Butter Milk, Tartrazine, Sunset Yellow FCF, Tartrazine, Sunset Yellow FCF, Glucose)
  • Valores energéticos: Per 28g serving (6 servings per pack): Calories 150kcal (of which Calories from fat 80kcal), Fat 9g (of which Saturated Fat 2.5g, Trans Fats 0g), Cholesterol 0mg, Sodium 190mg, Carbohydrate 16g (of which Dietary fibre <1g, Sugars <1g), Protein 1g


¿Patentes? ¡Patentes everywhere!

Éste producto tiene más patentes que el Empire State Building. Es una barbaridad. La primera de ellas fue creada en el 1995 por Procter & Gamble respecto al método de fritura del snacks de patata con bajo contenido en grasa. Tened en cuenta que Pringles era antes propietaria de P&G que fue adquirida en el 2012 por Kellogg’s, y puede que aun tengan que pagar Royalties de uso de las patentes a P&G. Es decir, que P&G cobra sin tener que fabricar. ¿Veis como la alimentación es un gran negocio?

Si os habéis leído mis artículos previos de la Coca-Cola, con las Pringles ocurre exactamente lo mismo. Esta fórmula está protegida y patentada, y si te lees la patente, es todo un cúmulo de despropósitos sobre variables tan grandes que engloban procesos genéricos.

Un ejemplo de la última patente ligada a Pringles, dice: “from about 0.5% to about 6% of emulsifier may be added to the dough compositions as a processing aid.” Joder, podrían definirlo mejor. Pero claro que no lo harán, de esa forma tienen herramientas legales para atacar a cualquier posible competencia.

La legislación de las patatas.

Hay una tarifa especial para las patatas fritas, con un impuesto especial bastante elevado.  Y ahí está el truco de Pringles, porque Pringles no es una patata. Es un molde de masa con algo de patata tal que su fórmula no logra que tenga que cumplir la reglamentación de patatas fritas… ¿esto qué quiere decir? Pues menos impuestos, no menor precio, pero sí más beneficio. Oye, pero ¿Y lo buenas que están?

¿Pero por qué usan Tartracina?

Rápidamente, porque es el único colorante amarillo estable en polvo. Lo demás  es caro o inestable.

Respecto al producto, al igual que hay un concepto Detox, también lo hay “Intox” o indulgence. Estas dos palabras marketinianas significan “A tomar por culo la dieta, así que dame candela nena”. Y las multinacionales lo saben.

Como he dicho, la Tartracina es un colorante estable con una muy buena respuesta en alimentación (me refiero a que no se degrada ni hace cosas raras y la puedes usar en multitud de productos) por lo que para logar ese color chillón es obvio que, pese a lo mal visto que está aún necesitan usarla. 

¿Pringles quitará la tartracia? Si, por supuesto. En cuanto la ley lo prohíba, mientras tanto y mientras sus indicadores económicos no digan lo contrario, ahí seguirá. Porque recuerda, este producto está hecho para la gente que quiere tomarse algo “malo”, no algo bueno. Así que no miraran mucho la etiqueta.

Otra duda , si aún había mercado para Pringles...  ¿Por qué  P&G se lo vendió?  Puede que P&G eligiera descontinuar parte de alimentación que en el fondo es mucho volumen y poco precio para dedicarse más a cosmética y derivados, que a fin de cuentas hay más valor añadido (en el fondo no cuesta mucho más hacer un pote de crema que un litro de Coca-Cola, quizás 4 veces más… pero eso es poco ya que el margen de beneficio de la crema será 20 veces más que el de la Coca-Cola.)

Pues bueno, mi opinión es que viendo la recesión en el 2012 y cierta tendencia a beneficios en otros sectores, P&G eligiera vender la marca, y Kelloggs que es el rey del control de cereal decidiera apostar por ella ya que podía abaratar costes (y ganar más). Realmente Kellogs ha ido incrementando sus ventas desde 2013 un 3,6%, que eso es mucho.

Sinceramente, para un mercado consolidado, un 2% es un éxito.
Total, que considero que la apuesta de Kelloggs de quedarse la marca no debió ser nada mala.

¿Pero qué es la tartracina?

Uff, cada día curro más y el objetivo de este blog es desahogarme, no de enseñar. Así que lo dejo para la siguiente semana…


TLDR: Pingles es a las letras del tesoro lo que Kelloggs es a los grandes bancos. Es decir, un valor que da rentabilidad anual si los clientes meten pasta en él. Tú eres el cliente. Tú eres el mercado.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

¡Hombre! ¡Por fin alguien comenta!
Muchas gracias por tu aportación.

google-site-verification: google059b46fd1c1fdab4.html